¿Estás pensando en comprar un banco de musculación? ¡Buena elección! Un banco es, sin duda, un elemento básico para entrenar todo el cuerpo. Junto a unas mancuernas, kettlebells, gomas o una barra de musculación te proporcionará un entrenamiento de lo más versátil. Además, lo puedes usar con un rack y conseguir la combinación perfecta. Desde el banco plano más sencillo hasta el banco ajustable con sus extras de tren inferior, todos ellos darán un push a tus entrenos, ya que su estabilidad te permite elevar la carga a los más experimentados o trabajar sin riesgo a los más principiantes. Debido a la variedad de tipos, características y precios, elegir un buen banco de musculación que mejor se adapte a nuestras necesidades puede resultar todo un desafío. Por eso, en esta guía te contamos todo lo que tienes que saber para encontrar la mejor opción para ti. 

¿Qué debo de tener en cuenta?

Antes de decantarte por un banco de musculación, hay algunos aspectos que debes de tener en cuenta para elegir el que más se adapte a tus necesidades. Te los explicamos uno por uno: 

1. Capacidad de carga

¿Qué capacidad de carga necesito? Esta es una pregunta imprescindible que te debes plantear antes de elegir un banco de musculación. Asegúrate de tener en cuenta tu peso corporal y el peso máximo que vas a levantar. Encontrará bancos con capacidad de 200 kg hasta bancos de alta gama que pueden soportar más de 600 kg. Además, la carga máxima de un banco es un maravilloso indicador de la calidad de construcción del banco. Es decir, cuanto mayor sea la capacidad de carga, más robusto será. 

El Titanium Strength 130RB HD Banco Comercial Ajustable y Multifunción aguanta hasta 454 kg

2. Robustez

La resistencia del banco es, obviamente, muy importante. Ya hemos adelantado que la capacidad máxima de carga va inmediatamente relacionada con la solidez del banco. Pues bien, el banco debe de ser lo suficientemente sólido para que se adecúe a tus necesidades y nivel de experiencia. Recuerda que una calidad de construcción robusta significa una mayor seguridad, estabilidad y un mayor tiempo de vida útil.

La estructura del Titanium Strength Evolution FID Banco Ajustable está construida en acero pesado de alta calidad, estable y duradero

3. Tamaño de la base (footprint)

¿Cuánto espacio tienes disponible? Este es otro de los factores básicos que debes de considerar a la hora de decidirte por un banco u otro. Conocer qué lugar ocupará el banco te ayudará a elegir aquel que se adapte a tu espacio. Eso sí, ten en cuenta que necesitas espacio alrededor para realizar algunos ejercicios como por ejemplo aperturas de pecho con mancuernas. Y si el espacio es un problema para ti, no te preocupes, también hay modelos plegables.

4. Dimensiones del respaldo

Los bancos vienen en todo tipo de tamaños. Tienes que considerar tres medidas: 

  • Anchura del respaldo: ¿Alguna vez te has tumbado en un banco y no te han cabido los omoplatos? Esto es porque el banco no es lo suficientemente ancho para ti, lo que te puede causar una sensación bastante incómoda. 

  • Longitud: Si eres alto, pon especial atención a la longitud del banco. En la mayoría de los casos, no tendrás ningún problema a no ser que seas extraordinariamente alto, pero te puedes encontrar que algunos bancos son demasiado cortos para sostener la cabeza y la parte baja de la espalda al mismo tiempo. 

  • Altura: La altura del suelo es muy importante. Para la mayoría de los ejercicios, estarás mucho más estable si puedes poner los pies en el suelo. Si tienes que estirarte para llegar al suelo, corres el riesgo de hiperextender la zona lumbar, lo que podría provocar lesiones o una posición bastante inestable.

5. Versatilidad

Antes de elegir el banco idóneo para ti, ten en cuenta tus necesidades de entrenamiento. Los bancos planos tienen una posición fija que garantiza estabilidad. Nos posibilitan hacer ejercicios con peso libre tumbado o sentado sin apoyar la espalda. Sin embargo, los bancos ajustables nos permiten regular la posición de los respaldos, y por tanto, conseguimos multiplicar la variedad de ejercicios que podemos hacer, así como trabajar mayor cantidad de fibras, ya que sus distintos ángulos de trabajo generan distintos estímulos a un mismo músculo. Además, algunos bancos permiten agregar extras que aumentan la versatilidad del banco y la variedad de estímulos de entrenamiento.

El Titanium Strength BSB Black Series Bench es totalmente ajustable, desde -15 a 85 grados.

6. Accesorios

Como hemos mencionado, algunos bancos también permiten añadir accesorios, lo que los transforma en una verdadera estación multifunción. Curl predicador, extensión de piernas y femoral tumbado y accesorio para Pec Fly son algunas opciones disponibles. Esto significa que puedes conseguir un entrenamiento de cuerpo completo solo con un banco de musculación.

El Titanium Strength 430BM Banco Multifunción y Multiposición con Accesorios Pec Fly, Extensión de Piernas y Curl y Banco Scott ofrece infinitas posibilidades de entrenamiento

Tipos de banco

Ahora que ya conoces los factores que debes de tener en cuenta antes de elegir el mejor banco de musculación para ti, veamos los principales tipos de bancos que existen. Estos son los bancos planos, bancos ajustables y bancos especiales: 

1. Banco plano

El banco plano es el más básico y limitado, pero también es el más sólido. Como hemos mencionado, nos posibilita hacer ejercicios con peso libre tumbado o sentado sin apoyar la espalda. Además, se pueden usar junto a racks, multipowers y máquinas de poleas. 

Como en los bancos planos no hay división entre el asiento y el respaldo, tienden a ser muy fuertes y pueden soportar mucho peso. Esto los hace ideales para entornos comerciales. 

Se pueden usar tanto para tren superior (press de banca, aperturas con mancuernas, press francés, remo a un brazo con mancuerna, pájaros sentado…) como para tren inferior (hip thrust, sentadilla búlgara, sentadilla a una pierna, step up…). Incluso se puede usar para ejercicios de peso corporal como fondos de tríceps, flexiones declinadas o elevaciones de piernas sentado para abdominales. 

Ventajas:

  • Mayor capacidad de carga
  • Más estable
  • Resistente y duradero
  • Compacto
  • Menos fácil de transportar
  • Más barato que otros tipos de banco
  • Más cómodo para hacer press de banca convencional

Contras:

  • No permiten variar el ángulo, lo que limita los ejercicios que se pueden realizar
  • Sin respaldo para ejercicios sentados
  • No permite trabajar los músculos desde una variedad de ángulos

Titanium Strength 272BP Banco Plano Premium aguanta más de 300 kg

2. Banco ajustable

Los bancos ajustables permiten inclinar y, en ocasiones, declinar tanto el asiento como el respaldo. Esto es importante tenerlo en cuenta, ya que muchos bancos ajustables son reclinables, pero no declinables. Con esto se obtienen estructuras más resistentes y generalmente con mayor capacidad de carga, pero son menos polivalentes.  

Hablemos ahora de los bancos ajustables declinables, conocidos como FID por sus siglas en inglés Flat/Incline/Decline, es decir, Plano/Inclinado/Declinado. Como sugiere el nombre, permiten modificar el ángulo del respaldo para trabajar los músculos desde una variedad de ángulos. Cambiar el ángulo del respaldo aumenta significativamente la cantidad de ejercicios que se pueden hacer con él. Por ejemplo, en lugar de solo hacer press de banca plano, también puedes hacer press inclinado, y declinado.

Ahora bien, debido a que los bancos FID tienen más partes móviles, no son tan fuertes como los bancos planos fijos. Suelen ser más propensos al desgaste, pero los bancos de buena calidad deberían de durar mucho tiempo.

Ventajas

  • Mayor variedad de ejercicios (sobre todo en los modelos FID)
  • Mayor facilidad de transporte

Contras

  • Menor capacidad de carga
  • Suelen ser más caros
  • Tener varias partes móviles los hace más propensos al desgaste
  • El espacio entre el respaldo y el asiento puede ser incómodo en el press de banca tradicional, aunque los bancos ajustables de alta gama minimizan esa separación para que el ejercicio sea más confortable.

3. Bancos especiales

Los bancos especiales no suelen ofrecer una amplia gama de ejercicios, sino que tienen como objetivo poder realizar un solo movimiento específico. 

Algunos ejemplos de bancos especiales incluyen: 

Los bancos especiales pueden ser muy útiles, ya que permiten a los usuarios entrenar músculos específicos con comodidad y seguridad. Sin embargo, la mayoría tiene una funcionalidad muy limitada, lo que significa que pueden terminar ocupando un espacio que podría ser mejor atendido con un banco más versátil.  Si el espacio lo permite, los bancos especiales pueden ser una adición útil para cualquier gimnasio. 

Ventajas:

  • Permiten hacer ejercicios específicos con total comodidad y seguridad
  • Permiten que grupos musculares específicos se puedan trabajar de manera más específica.

Contras:

  • No es muy versátil – la mayoría de bancos especiales tienen una sola función.
  • Pueden ocupar más espacio

¿Has visto? Al final no era tan complicado. En Titanium Strength nos esforzamos por ofrecer una gran variedad de bancos y extras para que elijas el que mejor se adapte a tus necesidades. Estamos seguros de que con esta guía encontrarás el banco más adecuado para ti.