Seguramente hayas visto máquinas de abductores y aductores en tu gimnasio. Aparentemente son muy parecidas, pero su función es completamente opuesta. Si quieres aprender a diferenciarlas y entender para qué sirven, toma asiento. ¡Empezamos!

¿Qué son?

Las máquinas de abductores/aductores son las que permiten trabajar la musculatura separadora/aproximadora de la cadera, es decir, tanto la cara interna como la cara externa del muslo. La diferencia entre ambas máquinas se encuentra en la dirección en la que debemos ejercer la fuerza.

Puede que una misma máquina de doble función permita cambiar la posición de los soportes para trabajar estos dos movimientos, como la Titanium Strength TF9 Abductor – Aductor, o bien que haya una máquina para los músculos que se encargan de la función de abducción de la articulación de la cadera y otra que para los músculos que se encargan de la función de aducción de la cadera:

  • Máquina de aductores: Las piernas se colocan por fuera de los soportes, es decir, las almohadillas quedarían en la parte interna de los tobillos o de las rodillas (según el diseño de la máquina). Estaremos trabajando la musculatura aproximadora de la cadera.

  • Máquina de abductores: Las piernas se colocan por dentro de los soportes, es decir, las almohadillas quedarían en la cara lateral (externa) de los tobillos o de las rodillas (según el diseño de la máquina). Estaremos trabajando la musculatura que abre la cadera.

Si hago muchas repeticiones en la máquina de abductores, quemaré la grasa de mis piernas ¿Mito o realidad? Puede que la quema de grasa localizada sea uno de los mitos más extendidos en los gimnasios, y aunque ya nos gustaría, la grasa no se puede reducir de forma dirigida. Es decir, hacer una gran cantidad de repeticiones en la máquina de aductores no quemará la grasa de la cara interna de tus muslos. El cuerpo humano almacena la grasa en diferentes partes del cuerpo en un orden, que está determinado mayormente por la genética: hay gente que almacena la grasa en sus muslos y otros en la región abdominal, por ejemplo. A la hora de quemar grasa, se aplica el mismo principio: tu cuerpo va a quemar la grasa en orden determinado, ya que todo el mundo tiene una composición genética diferente. En resumen, el ejercicio dirigido nunca afectará donde se pierde la grasa primero; la clave consiste en una combinación de ejercicio con una alimentación sana y equilibrada.

¿Qué músculos trabajan?

Ya hemos visto que estas máquinas se enfocan en los músculos antagonistas que realizan movimientos opuestos, pero, ¿de qué músculos estamos hablando?

Primero de todo, es importante saber que las palabras “abductores” y “aductores” indican una función, no un músculo en concreto. Es decir:

  • Cuando hablamos de abductores, nos referimos a los músculos que realizan la separación de las piernas. Estos son los músculos de la cara externa del muslo y los glúteos. Los más importantes son el glúteo mediano, el glúteo menor y el músculo piramidal

  • Cuando hablamos de aductores, nos referimos a los músculos que realizan la aproximación de las piernas. Estos se sitúan en la cara interna del muslo. Los más importantes son el aductor mayor, el aductor mediano y el músculo pectíneo.  

¿Por qué deberías usarlas? 

Normalmente, cuando entrenamos pierna solemos incidir en los músculos más grandes y dejamos de lado otros más pequeños que debemos de tener en cuenta. Los músculos internos y externos del muslo trabajan conjuntamente con otros músculos de la parte inferior del cuerpo para estabilizar y mover las articulaciones de la cadera en varias direcciones. Fortalecer estos músculos pueden ayudarte a:

  • Evitar desequilibrios posturales
  • Generar estabilidad y rango de movimiento en las extremidades inferiores
  • Favorecer potencia y elasticidad
  • Favorecer el rendimiento de pierna general para otros ejercicios de piernas u otras actividades como correr, montar en bicicleta y nadar.